Cristales básicos

Cada cristal, a causa de su composición química, de las condiciones y del modo en que se ha desarrollado presenta unas características diferentes. A nivel físico veremos distintas formas, colores, texturas, etc. y a nivel energético veremos como cambia la vibración, la intensidad de ésta y también su poder curativo. En general, cuanto más grande y antiguo sea un cristal más intensa es su vibración y más poderosa su capacidad curativa.

Aunque para que un cristal continúe funcionando bien hay que cuidarlo y mimarlo, limpiándolo con regularidad, tratándolo con cariño, enterrándolo de vez en cuando o llevándolo al mar. Es recomendable que guardemos los cristales que tengamos en nuestra casa dentro de una caja de madera o una bolsa de tela. Veamos algunos de los cristales más importantes:

 

Cuarzo Blanco

También conocido como cristal de roca, es un mineral abundante en este planeta y que posee muchas aplicaciones. Su aspecto suele ser de color blanco o transparente y generalmente lo encontraremos en puntas. Probablemente es el cristal sanador más potente del mundo. El cuarzo blanco es un regalo especial de la Madre Tierra a todas las criaturas del planeta. En todas las civilizaciones antiguas se ha reconocido como una piedra poderosa para la sanación y la búsqueda espiritual.

Tienen una vibración energética que está siempre en constante equilibrio, por eso se usa en aparatos de precisión como relojes. Es un cristal fundamentalmente espiritual, pero que es capaz de vibrar en todos los colores, lo que le da la oportunidad de sanar a distintos niveles. Lo podemos utilizar para cualquier dolencia, simplemente colocando el cuarzo cerca de le región afectada. En meditación lograremos encontrar y mantener más rápidamente el silencio interior. Es un cristal que limpia muy bien las energías negativas, se puede utilizar para la curación de cualquier enfermedad. Refuerza nuestra energía y repara el aura. También nos ayuda a pensar positivamente y a ver las cosas de otro modo. También nos puede servir para protegernos de las radiaciones de la TV , los móviles o los ordenadores. Es un cristal especialmente conectado con el séptimo chakra Sahasrrara.

Amatista

La podemos encontrar en diferentes tonalidades de púrpura o violeta, desde más claro a más oscuro, generalmente son transparentes, semitransparentes y en algunos casos opacas, dependiendo de cómo esté cortada la piedra. Es una piedra que está especialmente conectada con el sexo chakra Ajna. Trabaja aspectos mentales, suavizando el pensamiento. Produce una vibración muy relajante, ideal para ayudarnos a dormir si tenemos insomnio, o para apaciguar nuestros pensamientos si tenemos muchas preocupaciones. También estimula nuestra intuición y nuestra capacidad perceptiva, sobretodo relacionada con las energías más sutiles. Es una piedra muy espiritual y excelente para usar en meditación.

Se dice que la Amatista ayuda a evitar la embriaguez, de hecho su nombre significa “no ebrio”. Purifica y limpia el cuerpo y la mente. Favorece la comprensión y la persuasión. La amatista es una piedra que aporta consuelo en el dolor y proporciona alivio en los momentos de angustia. Potencia las glándulas endocrinas y el sistema nervioso. Está indicada para el tratamiento de la artritis. Aporta paz y equilibrio, estimula la inteligencia. Indicada para los estados depresivos. Se dice de la amatista que tiene el poder de influenciar en los ambientes de discordia y hacerlos más agradables y sinceros. Está indicada para el tratamiento del asma y de los trastornos cardíacos. No tendría que faltar una amatista en nuestra casa.

 

Aguamarina

De aspecto verde azulado es una piedra que transmite serenidad y calma. Los marineros la utilizaban como amuleto para protegerse en alta mar de energías negativas. Es una piedra conectada íntimamente con el quinto chakra, Svahdistana, y que trabaja la comunicación a todos los niveles. Permitiéndonos liberar pensamientos que no nos atrevíamos a decir en voz alta. Nos ayuda a saber hablar correctamente y expresar nuestras ideas de una forma clara y ordenada. También nos ayuda a aprender a escuchar a los demás. Está muy relacionada con la energía del mar. Está muy indicada para todo tipo de problemas de garganta.

 

Cuarzo Rosa

Como su nombre indica, el Cuarzo Rosa forma parte de la familia del cuarzo, pero debido a su evolución adquiere este color rosado que le da unas características y virtudes especiales. Este cristal es de color rosa, generalmente translúcido, aunque podemos encontrarnos algunos semitransparentes. Es una piedra especial para trabajar con el chakra del corazón y la energía del amor. Nos ayuda en los aspectos sentimentales, relaciones de pareja, pérdida de seres queridos, etc. deshaciendo la energía negativa y sustituyéndola por energía amorosa. A nivel físico también nos ayuda en todo tipo de problemas cardiovasculares. Sitúala principalmente encima del chakra del corazón, aunque también la podemos llevar en la mano, el bolsillo o como colgante.

Es el cristal más relajante que existe. Un fragmento de cuarzo rosa nos aporta bienestar y felicidad tanto física como emocional. El cuarzo rosa nos repara el corazón para que podamos amar de nuevo. También está muy indicado para la meditación, ya que crea una atmósfera cálida en nuestro interior, ideal para ayudarnos a descubrir quiénes somos y a encontrar el amor incondicional que todos llevamos dentro.

 

Cuarzo Citrino

Sus colores van desde el amarillo hasta el marrón. No abunda en estado natural y en muchas tiendas venden amatistas quemadas como citrinos. Es una piedra relacionada con la energía del Sol. Es un cristal que trabaja muy bien el tercer chakra, Manipura, ayudándonos a digerir nuestras emociones. No da autoestima y confianza con nosotros mismos. También es una piedra que atrae la abundancia, la prosperidad y el éxito. Tiene una gran fuerza y transmite energía y vitalidad. En drusas, purifica el ambiente y descarga la energía negativa a la tierra.

Sodalita

Esta gema está compuesta de varios colores, principalmente azul, gris, verde y blanco. Generalmente la encontraremos en azul con vetas blancas y grises. La sodalita es una piedra que está indicada para personas egocéntricas y vanidosas, ya que ayuda a la comprensión de los problemas de los otros y es útil en los conflictos del ego. También ayuda en los problemas relacionados con el arquetipo del padre. Es recomendable en problemas de asimilación de alimentos y también en enfermedades relacionadas con los huesos. Despierta los mecanismos de autocuración que tenemos todas las personas y se recomienda también en las rupturas. Armoniza los Chakras de la Garganta y el Plexo solar. También funciona muy bien para tratar temas relacionados con la comunicación.

 

Ónix

Esta piedra es de color negro y generalmente la encontraremos en canto rodado, pulida y lisa. El ónix ayuda a pensar con objetividad, indicado para el tratamiento de la epilepsia y la depresión. Utilizado por las personas que sufren de melancolía. Estabiliza emocionalmente el terror a lo desconocido, favorece y potencia la meditación. Indicado para los que sufren de ronquera. Tiene efectos estabilizadores para el organismo, restablece el orden y el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Afinidad con el Chakra Base.

 

Ágata Fuego

La podemos encontrar en diferentes colores: gris azulado, gris, gris verdoso, gris blanquecino, roja o marrón, con rayas blancas. Existen muchas variaciones de ágata, en general y por ser de la familia del cuarzo todas ellas son buenas para la absorción de energías negativas, pero cada una de ellas tiene sus aplicaciones especificas. Limpia el aura y equilibra las fuerzas Yin Yang. Atrae la buena suerte en situaciones relacionadas con el amor y las pasiones. Ayuda a conectar con la Tierra y el elemento Fuego. Favorece las relaciones sexuales. Asociada con los Chakras 1º y 2º. De gran poder vibratorio, recomendada para la meditación.

Ojo de Tigre

Esta gema es de color pardo con vetas amarillas y cambia el color al moverla. El ojo de tigre es una piedra depurativa, limpia el organismo a todos los niveles. Es la llamada piedra de la libertad, proporciona fuerza interior. Recomendada para aquellas personas introvertidas y necesitadas de estímulos. Favorece los cambios sin rupturas traumáticas. Es la piedra de la buena suerte. Es útil para combatir la artrosis y las afecciones del corazón y del cerebro. También está muy indicada para problemas digestivos. Se asocia al Chakra del Plexo Solar y al Chacra del Corazón.

 

Turmalina

La podemos encontrar en diferentes colores: negra, verde, marrón, rosa, amarillo, sandía, etc. Dependiendo del color será más opaca o más translúcida. La turmalina negra, que es la que más comúnmente y mejor de precio encontraremos, es una piedra muy poderosa como protección. Tanto si vivimos en una ambiente de energía densa como si nos dedicamos al mundo de las terapias, etc. es una piedra muy adecuada para que sea nuestra fiel compañera. También nos protege de las radiaciones de móviles. Una turmalina de gran tamaño situada en nuestra casa genera un escudo protector que no deja pasar la energía negativa. Si la llevamos como colgante, o como protección en el bolsillo, es necesario que cuando lleguemos a casa la dejemos al lado de un cuarzo para que se purifique. Trabaja principalmente con el chakra base y nos ayuda a tocar de pies en el suelo.

Artículo escrito por Miquel Vidal.