Los Riñones

En la Medicina Tradicional China, los riñones almacenan la energía de la vida, y según dicen, cuando esta energía se acaba nos morimos. Este ejercicio sirve para acumular energía en los riñones. Para realizar este ejercicio colócate de pie , con las rodillas un pelín flexionadas, la espalda recta, la cabeza alineada con la columna vertebral y la barbilla puesta un poco hacia abajo para estirar el cuello. Sitúa tus manos en la espalda, una mano encima de cada riñón. Imagínate como al inspirar, a través de tus manos, envías energía a los riñones. La energía crea un envoltorio energético entorno al riñon y éste se hace grande. Y cuando espiras, el riñón vuelve a su tamaño y absorve esta energía nutriéndose.

Realiza este juego tantas veces como quieras. Cuando llevamos un ratito haciendo este juego, nos imaginaremos un símbolo del Yin Yang entre los riñones. Visualizaremos como este símbolo empieza a girar y a medida que va girando va cogiendo energía de un riñón y llevándolo al otro y viceversa. De esta manera nos aseguramos que la energía quede bien repartida entre los dos riñones. Este ejercicio es ideal para cargarnos las pilas y darnos fuerzas. No es recomendable hacerlo por la noche ya que nos puede provocar insomnio.

Poner las manos en los riñones.

Mandar la energía a los riñones.

Cosas que hay que saber sobre los riñones

Los riñones son unos órganos que se dedican principalmente a acumular energía. Almacenan el ki prenatal (heredado de los padres) y el ki postnatal que procede de los alimentos y el aire que respiramos, de este último tipo termina almacenando aquel ki que no hemos utilizado para las necesidades de nuestro organismo. El Ki de los riñones es el que se utiliza en el proceso de reproducción y también regula las diferentes etapas del crecimiento del cuerpo. El Ki del riñón también está asociado a la producción de sangre, de huesos, con el sistema inmunológico, con la médula espinal, con el cabello de la cabeza, los dientes y las orejas. También se relaciona con la voluntad y el miedo. Es importante cuidar esta energía, ya que, después, se transformará en Ki o Energía Vital.

En términos generales tener una energía de riñón débil conlleva: padecer cambios de humor repentinos, aburrimiento, falta de gusto por la vida, espíritu temeroso, timidez, introversión, deseo sexual débil que puede llegar a transformarse en impotencia, frigidez o esterilidad; aparición de cabellos blancos prematuros o también de cabello débil que se rompe con facilidad, dientes con caries o que se mueven, cansancio mental, dolores en la región lumbar, depresión, problemas de huesos y rodillas débiles, problemas de sordera, trastornos en la micción, trastornos en la producción de sangre, envejecimiento prematuro, etc.

Por el contrario, si tenemos una energía de riñón fuerte, seremos más voluntariosos, creativos, con la energía sexual más fuerte, la mente más clara y activa, tendremos los huesos fuertes, sangre abundante, etc.

Algunas de las principales causas de tener una energía de riñón débil son las siguientes: trabajar en exceso, falta de sueño o descanso, estrés, el consumo de tabaco, drogas (en especial la marihuana), alcohol, excitantes como el café, las bebidas energéticas, eyaculaciones muy frecuentes, una alimentación deficiente, estados emocionales desequilibrados, enfermedad de algún otro órgano, etc.

Para fortalecer la energía de los riñones podemos hacer ejercicios energéticos como el Tai Chi o el Chi Kung, practicar meditación, descansar apropiadamente, aplicar Reiki a los riñones de manera regular, tener una práctica sexual adecuada a nuestra capacidad energética, no consumir drogas, etc.

Artículo escrito por Miquel Vidal.