Shudan Reiki, Reiki en Grupo

Esta técnica consiste en que dos o más personas le aplican Reiki a una sola persona al mismo tiempo. De este modo se consigue canalizar una gran cantidad de energía hacia un paciente en poco tiempo, potenciando enormemente la curación del paciente. Como siempre sucede con Reiki, dependerá de la disposición del paciente la cantidad de energía que éste absorba. Reiki nunca es invasivo y no impone la curación a nadie.

Cada persona tiene derecho a seguir su camino evolutivo al ritmo que ella prefiera y de la forma en que lo prefiera, por este motivo hay veces que le aplicamos Reiki a una persona y las manos nos queman, y hay otras veces en las que aplicamos Reiki y no notamos mucha cosa, parece incluso que el proceso no esté funcionando. Reiki tanto individualmente como en aplicaciones grupales respeta la voluntad de la persona que recibe el tratamiento.

En occidente, a la técnica Shudan Reiki se la suele conocer con el nombre de Parrilla de Reiki. Hay personas que internamente sí desean la curación pero tiene algún tipo de impedimento que no les deja soltarse lo suficiente. Miedos, resistencias, apegos, etc. pueden hacer que un paciente no se abra completamente a la energía y que la curación no llegue al nivel que podría llegar.

Lo interesante de esta técnica, aparte de que el paciente recibe una gran cantidad de energía en un momento, es que le resulta mucho más difícil resistirse a la energía, ya que hay muchas manos, muchos frentes. Esto impide que el paciente "controle" la situación y de esta forma el paciente puede experimentar una completa rendición a la energía y sanar a un nivel muy profundo.

Es una práctica maravillosa que merece la pena realizarla siempre que se tenga ocasión.

Artículo escrito por Miquel Vidal.