El Antahkarana

El Antahkarana es un antiguo símbolo que proviene de la India y el Tíbet, aunque también se han encontrado versiones de él en América. Su origen se pierde en la noche de los tiempos y desde siempre se ha venido usando para la meditación y la sanación. Hoy en día lo podemos encontrar en cualquier parte, puede incluso que lo veamos tanto que no le demos el valor que se merece, pero lo cierto es que este símbolo ha estado al alcance de sólo unos pocos durante milenios.

Se podría decir que el Antahkarana simboliza la parte más espiritual del ser humano, lo más sagrado, lo innombrable. Sus tres brazos simbolizan los tres aspectos esenciales del Ser: cuerpo, mente y espíritu. Unidos en el centro forman la totalidad, más allá el vacío. Es un símbolo que nos ayuda a cruzar el umbral, a desprendernos de nuestro condicionamiento y a alcanzar la iluminación.

Antahkarana

Posee varios usos. Para la meditación es ideal. Podemos meditar en él de distintas formas. Por ejemplo, nos lo podemos poner delante y mirarlo fijamente, relajando la vista, viéndolo en su totalidad y dejando que los pensamientos vayan desapareciendo hasta que nos hacemos uno con el símbolo. También podemos cerrar los ojos y tratar de visualizarlo. Si nos cuesta, podemos alternar el mirar con el visualizar hasta que seamos capaces de visualizarlo sin necesidad de tenerlo delante. Otro ejercicio es mirarlo muy fijamente, después cerrar los ojos y observar el negativo que se crea en la retina. En fin, existen muchas posibilidades de meditación con este símbolo y jugando con él nos podemos inventar alguna nosotros mismos.

Otro uso es para la sanación. También existen muchas posibilidades. Podemos hacernos uno de gran tamaño y poner al paciente delante del símbolo durante unos minutos. Podemos poner el símbolo bajo la camilla mientras hacemos Reiki para potenciar el tratamiento. Podemos hacer siete Antahkaranas, cada uno con el color de un Chakra y ponerlos encima de cada Chakra, etc.

También podemos usar el Antahkarana para la protección energética y la purificación. Por ejemplo, puedo hacerme posavasos con el Antahkarana y éste purificará todo aquello que beba. También puedo tenerlo colgado en una pared para que limpie y armonice la estancia, muy efectivo en este caso. Otra aplicación es ponerlo bajo el colchon o bajo la almohada, de este modo potenciaremos nuestros sueños y su recuerdo. Hoy en día se venden múltiples objetos con el Antahkarana, todos ellos pueden sernos útiles. Por ejemplo, existen cojines para meditar con el Antahkarana bordado, nos sentamos encima y la vibración del símbolo nos ayuda en la meditación.

Es un símbolo muy poderoso y si lo usas un poco te darás cuenta de ello. Sólo con poner la mano encima del símbolo puedes notar la energía que desprende. O también mirándolo de perfil puedes ver como sale esta energía igual que si tuviera aura. Es un símbolo que de un modo u otro no debería faltar en casa de ningún buscador de la Luz.

Existen diferentes disposiciones para el Antahkarana, la principal es el llamado Antahkarana masculino o Antahkarana Yang, que es el que yo utilizo normalmente. También existe el Antahkarana femenino o Antahkarana Yin, que es muy parecido, pero tiene los brazos más delgados. También existe la Cruz de Antahkaranas con sus correspondencias con los Chakras y finalmente la Parrilla de Antahkaranas que también se relaciona con los Chakras, las diferentes capas del aura y la manifestación de la energía en espirales.

Antahkarana

Antahkarana

Antahkarana masculino

Antahkarana femenino

Antahkarana

Antahkarana

Cruz de Antahkaranas

Parrilla de Antahkarana

Artículo escrito por Miquel Vidal.