Variedades de cereales

Actualmente podemos encontrar muchas variedades de cereales en el mercado para nuestro consumo. Estos se presentan en diferentes formas para ser consumidos de diferentes maneras, desde el grano entero, hasta bebidas, mueslis, harinas, panes, etc. A continuación veremos los principales tipos de cereales que podemos encontrar así como algunas de sus características. Muchos de estos cereales no se encuentran en tiendas o supermercados convencionales, así que tendremos que dirigirnos a tiendas especializadas como herbolarios o tiendas de dietética si queremos encontrarlos.

Ensalada de quinoa, judías y mango. Fotografía de Tomatoes and Friends - Licencia Creative Commons

  • Amaranto: Menos conocido en occidente, el amaranto era utilizado por los aztecas, y se ha descubierto que en las áreas de Africa y América Latina donde se consume no existe desnutrición. Rico en proteínas y calcio, siendo por ello especialmente interesante para niños, embarazadas o mujeres lactantes y vegetarianos. Es un alimento caro pero concentrado así que se puede combinar con otros granos para su consumo. Se puede consumir en sopas, inflar como las palomitas de maíz o hacer pan, tartas, añadir en estofados, etc.
  • Arroz: De sabor dulce, es uno de los cereales más consumidos mundialmente, no produce alergias y es muy digestivo. Rico en minerales como el hierro y el magnesio, vitamina A y vitaminas del grupo B (todas estas propiedades las pierde cuando es refinado). Es una fuente de hidratos de carbono y reducido en grasas. Según la medicina tradicional china es de naturaleza térmica neutral, fortalece el bazo-páncreas, elimina toxinas y aumenta el chi. Existen muchas variedades de arroz: arborio, carnaroli, de grano corto, de grano largo, basmati, bomba, tailandés...indicados para diferentes recetas y con sabores y texturas especiales. En casos de diarrea y gastroenteritis debemos seguir una dieta astringente y baja en fibra, entonces sí es recomendable el arroz blanco que nos aporta sus propiedades cicatrizantes y astringentes.

Fideos Udon de Kamut. Fotografía de SweetOnVeg - Licencia Creative Commons

  • Avena: de sabor dulce y ligeramente amargo, tiene un gran valor energético y un alto contenido en fibra y minerales, contiene vitaminas del grupo B y vestigios de vitamina D entre otras. Es uno de los alimentos más ricos en silicio. Es particularmente beneficioso para el sistema nervioso. Por su alto contenido en fibra es muy recomendable para casos de estreñimiento. Es muy recomendado también en dietas de adelgazamiento porque reduce el colesterol y por sus propiedades diuréticas. Además es muy interesante para diabéticos porque favorece la actividad de páncreas. Existen diferentes formas de presentación para su consumo:  en grano (para hervir en agua o leche), en copos (para tomar como cereales de desayuno) y el salvado de avena (que se puede tomar espolvoreado en sopas, ensaladas, en un zumo o en un yogur, por ejemplo). El agua de avena se emplea como antiséptico y favorece el sistema inmunológico, se puede preparar cociendo a fuego lento 2 cucharadas soperas de granos de avena, de 30 minutos a 2 horas, colamos el agua resultante y la tomamos caliente o templada. También se emplea en la preparación de pasteles y postres y en otro orden de cosas se le atribuyen muchas propiedades en forma de cataplasma y también a nivel cosmético es de gran utilidad en la curación y embellecimiento de la piel.
  • Cebada: de sabor dulce y salado, es un cereal con muchas propiedades nutritivas y curativas: reconstituyentedigestivohipertensoractivador hepático. Se recomienda en las fases de crecimiento y siempre que haya una necesidad de fortalecer el organismo: desmineralización, hipotensión, enfermedades pulmonares, diarreas, estados febriles. También ayuda en los casos de micción dolorosa y dificultad para orinar, ayuda a reducir inflamaciones, edemas y tumores. Se presenta en diversas formas: cebada mondada (limpia de cáscara, se hierve 30 minutos y se obtiene una infusión nutritiva y laxante), cebada perlada (desprovista de corteza y pulimentada, se emplea para hacer papillas infantiles), sémola (harina bruta), copos y malta (que se emplea tostada como un sucedáneo de café). Además al germinar produce un tipo de enzima que se emplea para la elaboración de la cerveza.
  • Centeno: De sabor amargo. Entre sus propiedades destaca su alto contenido en fibraminerales y vitaminas del grupo B. Ayuda en la formación de músculos y ayuda también a desarrollar fuerza y resistencia, coadyuvante en la formación de uñas, huesos y pelo. Se sabe también que es un poderoso fluidificante sanguíneo y antiescleroso, por lo que se recomienda su ingesta en los casos de arteriosclerosis, hipertensión, sedentarismo. Muy especiales son los panes preparados con harina de centeno, por su acidez y sabor natural amargo que lo hace muy indicado para el hígado. Otra forma de consumo sería hervido (30 gramos por litro de agua), el jugo resultante es un buen laxante. También se utiliza para la preparación de bebidas alcohólicas y para la alimentación de animales. 

Pan de espelta. Fotografía de Poppet with a Camera - Licencia Creative Commons

  • Espelta: De sabor agradable y fácil digestión. Según la medicina tradicional china es de naturaleza térmica calorífica. Es rico en proteínas, vitaminas y minerales. Es una variedad de trigo que se ha hecho muy popular ya que suele ser tolerada por personas con la enfermedad celíaca. Al tener una cáscara muy gruesa está muy protegido contra insectos y contra agentes contaminantes, no suele fumigarse por lo que es muy probable que sea ecológico con las ventajas que esto supone para nuestro organismo cuando lo consumimos. Se puede cocinar en grano, como un arroz, y también como harina servirá para preparar pan, pasteles y pastas para hervir.
  • Kamut: una antigua variedad de trigo, mucho más sabrosa, con una textura más fina y menos alergénica. Estuvo a punto de perderse su cultivo ya que es menos productivo que el trigo híbrido que se cultiva actualmente en grandes extensiones, pero finalmente se ha podido recuperar. El grano es el doble de grande que el trigo común. Es muy bueno para hacer pasteles y pastas de todo tipo.  
  • Maíz: es un cereal básico en la alimentación de muchas culturas. Es rico en fibra, hidratos de carbono, betacaroteno y vitaminas A y E. Es diurético y regulador de la tiroides. Es nutritivo y reconstituyente pero para obtener una nutrición completa es preferible combinar su consumo con el de harinas de otros cereales, ya que en su composición falta la niacina cuya deficiencia puede producir pelagra. Existen muchas variedades de maíz: maíz dulce (se come asado o se hace conserva), maíz cristalino (para harinas) y maíz reventón (para palomitas). Actualmente el cultivo de maíz transgénico se ha generalizado por lo que si queremos asegurarnos un consumo saludable debemos optar por maíz de cultivo ecológico.
  • Mijo: de sabor neutro, es un cereal rico en vitamina A, grasas, almidón, fósforo, magnesio y hierro. Se considera un buen diurético y a su vez fortalecedor de los riñones, es alcalino, rico en proteínas y en silicio, también se considera antimicótico, especialmente indicado en casos de Candidiasis. Otra particular propiedad de este cereal es disminuir los mareos matutinos del embarazo. Se consume al vapor, mezclado en un plato de legumbres, o estofado con verduras, también se puede emplear su harina para hacer pan, galletas, etc.
  • Muesli: mezcla de granos de cereales integrales con frutas, frutos secos, también puede llevar chocolate y algunas semillas.

Muesli de cereales. Fotografía de Musicfanatic29 - Licencia Creative Commons

  • Quinoa: es un pseudocereal, de sabor neutro. Con un gran valor nutricional y proteínico. No tiene gluten por lo que está especialmente recomendado para personas con alergia al gluten del trigo. Se utiliza hervido como un arroz y se puede dejar enfriar y mezclarlo en una ensalada o cocinarlo en un salteado de verduras. También se presenta en forma de harina para su empleo en panes, pasteles, galletas...
  • Trigo: De sabor dulce y salado, es el cereal más cultivado en el mundo. Es muy nutritivo, rico en proteínas, hidratos de carbono, minerales y fibra. Según la medicina tradicional china, el trigo fortalece el corazón-mente, calma y enfoca la mente, tonifica los riñones y construye el yin. Se puede tomar el grano hervido, también como germinado, además de su presentación en harina para hacer todo tipo de panes y pasteles y como sémola para sopas. Actualmente cada vez más personas están presentando alergia a productos elaborados con trigo, se cree que una causa probable de estas alergias sean las alteraciones genéticas a las que se está sometiendo al trigo para que sea más resistente.

  • Trigo bulgur: Se trata de una presentación del trigo, tras hervir los granos de trigo y dejarlos secar se trituran.
  • Trigo sarraceno: también conocido como alforfón, es un cereal muy nutritivo, contiene muchas sales minerales, proteínas, grasas. Limpia y fortalece los intestinos, siendo utilizado especialmente para el tratamiento de la diarrea crónica. Para su consumo se emplea el grano y también en forma de harina. Se utiliza en la elaboración de galletas y crepes y para sopas y purés. Es muy utilizado en la cocina macrobiótica. También puede usarse de forma externa como cataplasma hecha de harina tostada de alforfón mezclada con vinagre, para mejorar erupciones de la piel, inflamaciones y quemaduras. 

Artículo escrito por Shauri.