Contraindicaciones

Reiki no tiene efectos secundarios negativos. Pero debido a su potencia debemos tener en cuenta tres casos en los cuales la aplicación del Reiki no seria muy recomendada o habría que tener en consideración algunas cosas:

  • Durante una intervención quirúrgica, ya que Reiki podría disminuir los efectos de la anestesia, provocando que ésta desapareciera más rápidamente del cuerpo del paciente. Es aconsejable, por el contrario, aplicar Reiki antes y después de una intervención quirúrgica.

  • En el caso de una rotura de un hueso. En este caso tendremos que esperar a que un médico coloque bien el hueso y lo enyese, ya que si aplicamos Reiki antes de colocarlo bien, el hueso podría empezar a soldarse en una posición que no es la correcta. Recordemos que Reiki actúa acelerando los procesos de curación. Una vez el hueso esta bien colocado y enyesado, no hay ningún problema en aplicarle Reiki.

  • También en casos de amputaciones de miembros tendríamos una situación parecida. Deberíamos esperar a que un médico volviera a coser el miembro al cuerpo antes de hacer Reiki al paciente. Sino, la herida podría empezar a cerrarse rápidamente haciendo imposible la reinserción del miembro.

A parte de estos tres casos existe otro efecto secundario, que algunas personas podrían considerar negativo. Reiki puede hacer que miremos hacia ese lugar que habitualmente no queremos mirar. Por ejemplo, si tengo mucha rabia acumulada, puede ser que después de recibir una terapia de Reiki me pase una semana cabreado sin saber el porqué. O que me encuentre triste sin motivo. Es necesario limpiar todas estas emociones para poder sanarnos. Si deseas profundizar más sobre los efectos que puede provocar una sesión o un curso de Reiki puedes visitar nuestra sección: crisis de sanación.

Artículo escrito por Miquel Vidal.